¿Estamos huérfanos de tendencias para este otoño invierno 2019?

Sábado. Me dispongo a comprar (online) una chaqueta para el veroño que hay en Londres (ayer, 18 grados de máxima). Quiero que sea especial, quizás diferente, atrevida pero adecuada para situaciones formales… pero, sobretodo, y lo que siempre me gusta tener en cuenta, que sea tendencia, que esté a la moda. Pero desde hace meses, quizás incluso años, me encuentro huérfana en cuanto a tendencias.

Déjame explicarlo: antes de la era de Instagram, solía comprar revistas que me servían muchísimo de guía. Abrías una página en la que encontrabas LA chaqueta de esa temporada: de ante con flecos, por ejemplo (suerte que eso ya pasó). Después de considerar distintas opciones ibas a la tienda de turno y, ¡oh! milagro, estaba plagado de ellas. Y durante 6 meses tú con tu chaqueta de flecos tan feliz siendo bien trendy hasta que llegaba el otoño siguiente y con eso te sentías, digámoslo tal cual, ridícula.

COOLHUNTER-latesthunting.jpeg

 

Y es que hasta hace poco, teníamos a consultores de moda y agencias especializadas que se sentaban sobre una mesa a predecir las tendencias para los próximos 2 años, cambiantes cada 6 meses. “Hoy por hoy, la idea de un puñado de personas sentadas en una habitación decidiendo qué colores lo van a petar en dos años o qué materiales se van usar en tres resulta una auténtica idiotez”, dicta tajante Marc Worth, empresario y aclamado coolhunter para SModa.

De ahí que en los últimos años hayamos visto millones de técnicas de marketing como colecciones cápsula, colecciones limitadas, drops, y colaboraciones estilo Comme Des Garçons x Converse, Chiara Ferragni x Lancôme, o nosequién x su p* madre (la lista es infinita). A lo que se sumaron, para colmo, las redes sociales y su influencia en las tendencias de moda.

Así como en su día Yves Saint Laurent, con su delicadez y milagrosas prendas cambió fuertemente el paradigma de la moda, las redes sociales (ejem, Instagram), son otro bache que ha provocado otro giro inesperado pero definitivo en el mundo de las tendencias.

“Internet es el apocalipsis de las tendencias y las redes sociales (Instagram, Twitter, Snapchat, Facebook), sus cuatro jinetes”. Proclama SModa.

Pero tengo algo que decir al respecto: desde la aparición de Instagram y las redes sociales, nos hemos visto bombardeados con cientos de miles de imágenes de ropa desde las de tu vecina la moderna, a las de una chica japonesa con influencias del manga mezcladas con las influencias de la tribu de su pueblo natal. Como si fueran azúcar apunto de ser echado en un vaso de agua, las redes sociales han provocado irremediablemente que se diluya lo que hasta hace 6-7 años se entendía como tendencia, haciendo que su significado haya cambiado y hoy en día, ” casi todo vale”.

¿Es tendencia lo que lleva mi vecina? ¿Es tendencia lo que veo en Instagram que lleva esa joven japonesa cuyo estilo me apasiona?

Esto último simplemente se traduce a que tenemos mucho más espacio donde mirar a la hora de saber si algo es tendencia o no. Si en su día, como yo, releías la misma revista sobre tendencias de otoño y te quedaba clarísimo, ahora no sabes ya dónde mirar. Así se lamenta también Harling Ross en Man Repeller, a lo que añade que “Las marcas pagan a la gente para que promuevan sus productos en Instagram, o regalos en grandes volúmenes, o piezas de diseño específicamente para que exploten en las redes; se vuelve aún más confuso”.

Está claro que se mantiene una línea de tendencias, a grandes rasgos, como el tie-dye, los bolsos de rafia o los vestidos de cuadritos este verano. ( A ver qué ocurre con las tendencias para invierno 2020- mini grito de exaltación). Pero ya no es lo que era: tu vecina la moderna no lleva nada de eso este verano y sin embargo, lleva un vestido vaporoso blanco con mini dibujos de cerecitas. ¿Es eso menos válido? ¿Lo adapto también como tendencia? También se lo cuestiona Leandra Medine en Man Repeller, diciendo que “Tienes a una blogger con mucho estilo personal que llama al estampado de vaca la tendencia de la temporada, al lado de Vogue diciendo lo mismo sobre el estampado de tigre. Y tú acabas creyendo en quien confías más“.

Esta amplificación de la red en el mapa de las tendencias me hace pensar que nos estamos viendo “obligados” a elegir más por nosotros mismos ante la gran marea de prendas que nos pasan por delante de los ojos (lo cual es bueno, ¿no?). Sacamos a relucir nuestra personalidad con la ropa, porqué ya no está tanto en las manos de los grandes comercios elegir por nosotros sino que, nos ponen tantas cosas al abasto que, amigx, tendrás que elegir solitx entre las tendencias de otoño invierno 2019. Es decir, la tendencia es el estilo personal, cómo tú haces el proceso de selección (basándote en tu intuición y tus gustos) ante las millones de opciones que tienes delante.

En cuanto al tiempo, ya no se renuevan cada 6 meses, sino como bien me dice nuestra redactora Elena Mañas al preguntarle sobre este tema, Internet mata las tendencias más rápido, pero también hacen que nazcan muchas otras a más velocidad: “Se agiliza el ciclo de vida/muerte de las tendencias”.

Por ejemplo, Instagram ha hecho famoso a Jacquemus o a Ganni (por mencionar algunos), con su marcado estilo personal que vemos puesto tanto en famosos y en gente de la calle. Y por descontado, sus diseños irradian en las creaciones de otros grandes diseñadores y del fast-fashion, y de rebote, en tu armario. Ale, ya tienes una tendencia clara en los años de Instagram.

 

 

Digamos, en conclusión, que el mapa de tendencias se ha multiplicado por, (largo suspiro)… mucho. Este largo suspiro se lo atribuyo a los coolhunters, que se iban a comer el mundo con las técnicas de mirar con perspectiva de dos años adelante qué se llevaría y ahora no saben a qué aferrarse para continuar con su labor de videntes. No es que se hayan esfumado las tendencias, es que ahora estamos expuestos a muchísimas más, lo cual hace necesario que apliques tu propio filtro y por tanto, y sin quererlo, lo hagas haciendo las elecciones con más personalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s